COMENTARIO ACERCA DE LOS USOS DEL SUELO DEL BARRIO HABITUAL DE RESIDENCIA

plano barrio

Plano del barrio Paseo de Extremadura, Madrid.

 

LEYENDA DENSIDAD DE POBLACIÓN ALTA

(MARRÓN)

DENSIDAD DE POBLACIÓN MEDIA

(NARANJA)

EDIFICIOS INSTITUCIONALES

(AZUL)

GRANDES ÁREAS COMERCIALES

(ROJO)

ZONAS VERDES

(VERDE)

plano zonal

Plano del barrio Paseo de Extremadura, diferenciado por zonas.

 

EMPLAZAMIENTO GEOGRÁFICO Y BREVE INTRODUCCIÓN HISTÓRICA

Para la realización de esta actividad he optado por elegir mi zona de residencia habitual que comprende, básicamente, el triángulo que comprende las estaciones de metro de: Alto de Extremadura (L6), Puerta del Ángel (L6), Lago (L10) y Príncipe Pío (L6, L10, Estación de autobuses y Renfe) que da nombre al barrio: Paseo de Extremadura; en el distrito La Latina. En esta área se puede observar una diversificación espacial al detectarse los diferentes usos del suelo. Es una zona de la ciudad de Madrid donde es usual encontrarse con bloques de cinco plantas de pisos (de media) siguiendo el modelo de vivienda de familia nuclear. Esta función residencial es la que ocupa la mayor parte de la superficie del barrio respondiendo al perfil altamente urbanizado de las grandes urbes españolas.

El medio natural del barrio se halla a unos 550-600 metros sobre el nivel del mar, debido a que la ciudad de Madrid, se extiende en el marco geográfico de la Submeseta Sur, insertada a su vez, en la  Meseta del Sistema Central. A inicios de la Edad Moderna, esta zona de Madrid ya figuraba en las fuentes escritas de la época como una zona de extramuros en la que existía una notoria presencia de huertas. Éstas se incorporaron a la ciudad al ser adquiridas por Alonso Muriel[1] en 1584. Con el paso de las décadas, esta área se empezó a poblar con trabajadores que se dedicaban a la artesanía en sus múltiples variantes. A caballo entre los siglos XVIII-XIX, se van construyendo viviendas en torno al Paseo de Extremadura – la arteria principal – para las familias obreras y se funda el Asilo de Santa Cristina en 1892.

A inicios del siglo pasado, la zona experimentó un rápido crecimiento debido a la llegada de población inmigrante originaria de las regiones de Castilla la Vieja (Ávila, Segovia, Valladolid y Zamora, fundamentalmente), Castilla la Nueva (Guadalajara, Toledo y Cuenca), Extremadura, Galicia y Asturias. Este crecimiento comportó que se construyese una gran cantidad de viviendas para estos obreros que acudían a diario al centro de la ciudad a trabajar. Dentro del marco de la Guerra Civil Española, destacar que algunos edificios como el Castillo de Bofarull[2] y algunas viviendas de carácter histórico se perdieron para siempre. La desaparición de estas construcciones tuvo lugar en la fase de la contienda bélica correspondiente a la Defensa de Madrid y, en concreto, en el destacamento del Frente de Usera.  Terminada la guerra, se vertebra el Plan General de 1946 en el que se acuña el Plan de Ordenación Urbana de 1952, afianzando así, los cimientos del posterior desarrollo del barrio. Prueba de ello, es el diseño y materialización de la Avenida de Portugal – inexistente hasta entonces – y que discurre en paralelo al Paseo de Extremadura. Para ello, se detrajo la superficie de la Casa Campo ad hoc liberar del intenso tráfico al Paseo de Extremadura.

A inicios del siglo XX, como parte del proyecto de obras faraónicas durante la alcaldía de Alberto Ruiz Gallardón, se llevó a cabo un plan de remodelación de la Avenida de Portugal en la que se soterró gran parte de la misma para formar parte del circuito de la M-30, reduciendo notablemente el tráfico en superficie, que es concurrida  – generalmente – por vehículos de los residentes y es semipeatonal en la mayoría de la extensión de la misma.

VÍAS DE COMUNICACIÓN

Un segundo uso del uso son las vías de comunicación. El barrio se organiza en torno a una avenida principal que se denomina Paseo de Extremadura. Por este hilo rojo conductor discurren seis líneas de autobuses de la EMT (31, 33, 36, 39, 65 y 138), lo que nos habla del elevado tránsito de vehículos y circulación de personas que se mueven por este espacio a diario, pese a que la Avenida de Portugal actúe de refrigerio del intenso tráfico. Es habitual que esta avenida sea un por el que se adentren vehículos privados con trabajadores residentes en las localidades periféricas a la capital que conforman el área metropolitana, en su mayoría de San José de Valderas, Alcorcón y Móstoles.

Esta arteria empieza junto al río Manzanares, conectando con el Paseo de la Virgen del Puerto, cerca de la M-30, la principal vía de circunvalación de la capital que constituye el mayor anillo de canalización del tráfico debido al incremento anual del volumen de vehículos y de la Calle Segovia. Se prolonga hasta enlazar con la autovía A-5, también conocida como la Carretera de Extremadura. Es el principal vector de comunicación de la zona y como tal, es ancho con tres carriles en ambos sentidos, admite el estacionamiento público y gratuito de vehículos en los tramos con menos circulación y se halla con una semaforización, señalización e iluminación adecuadas.

ESPACIOS COMERCIALES

En tercer lugar, destacan los espacios comerciales. El Paseo de Extremadura cuenta con multitud de locales destinados al pequeño comercio dedicado a actividades diversas: tiendas de alimentación, farmacias, entidades bancarias, puestos de lotería, concesionarios, librerías, bares, restaurantes, tiendas de ropa, locales de venta de productos informáticos y ofimáticos, zapaterías, etc. Las calles aledañas cuentan también con este tipo de comercios así como la presencia de talleres de tiendas de alimentación regentadas por población foránea –  origen asiático e iberoamericano, principalmente – reparación de vehículos, talleres de ebanistería, talleres de soldadura, etc. Este tipo de vías presentan un perfil de calles de doble sentido, de un único sentido o calles cortadas en base a su mayor o menor anchura. La velocidad permitida suelen ser baja, no superior a 40 kilómetros por hora en aras de facilitar una mayor movilidad a los peatones y minimizar el riesgo de accidentes.

Como grandes centros de concentración de pequeños comercios destacan los mercados de: Paseo de los Jesuitas, Alto Extremadura y Tirso de Molina (éste último inaugurado en 1932 para abastecer a toda la zona), cuyos locales se destinan a la venta de productos de primera necesidad. Sin embargo, el foco de absorción comercial y es altamente concurrido, especialmente los fines de semana es el Centro Comercial Príncipe Pío, que además de contar con alguna tienda de alimentación, alberga una gran cantidad de locales de ventas de ropa y calzado de firmas internacionales regentadas por las empresas multinacionales y dispone de salas de cine en la última planta, la tercera.

ZONAS VERDES Y ÁREAS HIDROGRÁFICAS

En cuarta instancia, se puede observar amplias zonas verdes destinadas al deporte y, en general, al ocio. Todos son espacios públicos. Esta categoría se bifurca en: medio natural y medio construido. Dentro del primer tipo, sobresale la Casa de Campo en su zona suroccidental, constituyendo el pulmón más emblemático de la capital madrileña. Respecto al segundo modelo, más predominante en número de lugares, no así en superficie que el anterior, destacan cuatro espacios verdes principales. El primero de ellos es el área circundante al recinto ferial Madrid Arena, insertado en las inmediaciones de la Casa de Campo. Un segundo espacio donde predomina la vegetación arbustiva es el Parque Caramuel, comúnmente denominado Parque de los Pinos, en alusión a la notable presencia del árbol homónimo en el pasado, situado en la calle que lleva su nombre. Es una zona donde es convencional la práctica de deportes como fútbol, baloncesto, voleibol y patinaje, así como la disposición de espacios de recreo para los más pequeños con la presencia de columpios y toboganes. Se encuentra a unos 400 metros de la estación de metro de Puerta del Ángel.

Un tercer parque se halla en las inmediaciones de la Estación de Príncipe Pío es el célebre Parque del Moro, recinto habitual para la realización de paseos en un ambiente distendido y donde los aficionados al running acuden con asiduidad a ponerse en forma. Junto a este célebre parque, se halla, por último, el Parque de Atenas, recinto que dispone de una pista deportiva al aire libre donde la práctica de fútbol y baloncesto es habitual, dos parques infantiles y amplias zonas verdes para descansar y tomar el sol en los meses estivales.

Estos parques se hallas adscritos a los entornos verdes del marco urbano. Existe un segundo tipo de áreas verdes de corte local que se encuentran en la calle Domingo de Zaizita como es la Plaza de Mariano Lanuza donde se observa la presencia de jardines individuales y espacios arbustivos junto a la fachada principal de las viviendas. En este sentido conviene tener en cuenta que la OMS establece un mínimo de 20 m2 por cada habitante en las áreas urbanas. Como áreas hidrográficas señalar dos principales. La primera es el río Manzanares a su paso próximo por las estaciones de Príncipe Pío y Puerta del Ángel y, en un segundo plano, el lago artificial de la Casa de Campo, a unos 200 metros de la estación de metro Lago.

EQUIPAMIENTO URBANO

Entendido como el elenco de espacios de instalaciones cubiertas y/o al aire libre, fijas o móviles, con jerarquía interna propia y grados de complejidad, cedidos por el Estado para satisfacer las múltiples necesidades de una comunidad. Dentro de las áreas de equipamiento, se clasificarán en base a la función que desempeñan.

Aludiendo a un primer tipo, el educativo, conviene destacar la presencia de diez centros educativos: cuatro públicos – IES Eijo y Garay, Colegio Francisco de Goya, Colegio María Cristina, Colegio Ermita del Santo – y cinco concertados: Colegio Divino Maestro, Colegio San Miguel Arcángel, Colegio de los Sagrados Corazones, Colegio Cristo Rey y Colegio Santa Cristina, así como los centros de Formación Profesional como la Escuela Superior de Hostelería y Turismo y el Centro de Formación Profesional Blas de Otero. Esta notable presencia de centros educativos en un área de unos 2 kilómetros cuadrados nos permite constatar la fuerte presencia de población juvenil de más de veinte nacionalidades en la zona.

Centrando nuestra atención en un segundo arquetipo, las instituciones sanitarias, sobresalen el Centro de Especialidades Médicas Avenida de Portugal (ambulatorio), Centro de Salud Puerta del Ángel, Centro de Salud Mental Cerro Bermejo y el Centro de Salud Caramuel.  El hospital más cercano es el Hospital Clínico San Carlos y la Fundación Jiménez Díaz, ambos ubicados en Moncloa. Respecto a los edificios religiosos destacan: la Parroquia de Santa justa y Rufina, la Parroquia de San Juan Bosco y la Iglesia de Santa Cristina (siglo XVIII; anteriormente Ermita del Santo Ángel de la Guarda[3]). Como espacios recreativos destacan los Centro Comerciales de Príncipe Pío y la Ermita del Santo y, por último, en la esfera deportiva destaca el campo de fútbol de equipo C.D. Goya, situado en la calle Caramuel 100, a unos 800 metros de la estación de metro Puerta del Ángel (L6).

En colación al área industrial, es preciso apuntar que no existe un área en el barrio como tal, debido a que la industria madrileña ha basculado hacia las localidades periféricas de la capital dando paso al fenómeno de deslocalización industrial como Alcorcón, Móstoles, Leganés, Fuenlabrada, Getafe, Navalcarnero, Parla, Torrejón de Ardoz, etc. que configuran el área metropolitana de Madrid. Los únicos vestigios que pueden evocar someramente al pasado industrial son los talleres de ebanistería, carpinterías y tiendas de fabricación de muebles a medida.

 

[1] Secretario de Cámara de Felipe III. Ver: http://www.madrid.org/bvirtual/BVCM001580.pdf (consultado el 14/05/2016).

[2] Obra que realizó Josep Puig i Cadafalch para el político Manuel de Bofarull en la provincia de Madrid en el año 1910. Ver: http://www.temporae.es/wp-content/uploads/2012/06/Latina.-Madrid-Hist%C3%B3rico-mayo-junio.pdf (consultado el 14/05/2016).

[3] Templo situado en la orilla izquierda del río Manzanares en las proximidades de la actual Iglesia de Santa Cristina, sita en el Paseo de Extremadura. Es conocida gracias a los planos elaborados por el arquitecto Teixeira. Dicha ermita fue inaugurada en 1605 auspiciada por los cofrades de la Casa de Campo. La imagen emblemática es un ángel que se hallaba en la Puerta de Guadalajara. Su festividad era el 1 de marzo. Ver: http://cibercom.es/barrio-de-puerta-del-angel-en-latina-una-historia-con-nombres-propios/ (consultado el 15/05/2016).

Álvaro Ferreiro Méndez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s